El pH es un indicador de la acidez o alcalinidad de una sustancia. Está determinado por el número de iones libres de hidrógeno en un medio.

Lo ideal es estar con un pH de 7,36 en sangre y cuando se sale de esos valores peligra nuestra existencia.

¿Quizás si hayas oído hablar de el pH en la orina, o de los alimentos ácidos o alcalinos?

Pues bien nuestro organismo es muy inteligente y para no comprometer nuestra vida intenta que estemos con un pH aceptable.

Dentro de los márgenes del 0 a 14, cuanto más bajo más acido, cuanto más arriba en la escala más alcalino.

Un modo fácil de observar nuestro pH es analizando la orina y aquí sí que hay más margen entre alcalino y ácido que en la sangre que apenas puede mover sus valores.

Los dolores articulares, el embotamiento, la arterioesclerosis, la obesidad, el cáncer…….son solo ejemplos de organismos acidificados.

¿Cómo puedo conseguir estar en equilibrio?

Con cambios alimenticios, con cambios de vida, de pensamiento, con complementos si fuera preciso.

AUTOR:

Cati Palou. Terapias Naturales (649 398 426)


Conoce paso a paso cómo realizar este cambio de alimentación y de vida en nuestro próximo taller “LA DIETA ALCALINA” el 27 de Febrero con Cati Palou y degusta un batido alcalino.

Dieta Alcalina-Taller 27 Febrero